Hola mundo, agua y caracol.

En lugar de un texto cualquiera para probar mi blog, os escribo este mini cuento desde “lauripedia”.

“el agua y el caracol”

wallpaper-grass-with-water-drops

Un día un caracol verde brillante notó algo, un despertar, dejó de contraerse y se expandió hacia afuera, agua! había agua! …parecía que era uno de esos momentos en que podía salir con tranquilidad de su escondite sin miedo a sentirse mal. Todo se nutría con el agua. Cuando había agua, hasta las piedras más grandes y duras, podían empezar a vivir a través de pequeños entes verdes que crecían en sus rincones fértiles. Y bolsitas de agua caían a un ritmo variante y provocaban un efecto tambor en su protección, que se transmitía hacia su cuerpo. El ritmo lo animaba, le daba energía para seguir en movimiento, en una suerte de danza al son de la transformación y el cambio.

A nuestro caracol le encantaba el agua, por eso procuraba buscar refugio cerca de aquellos lugares de dónde llegaba y corría el agua cada día, sabía que no podía esperar que siempre viniese del cielo.

1